miércoles, 1 de febrero de 2017

EVS en Italia...primeros momentos para recordar



Por María Monterroso Vargas.
Desde Valdagno, el 19 de Enero de 2017.

Pues si... ¡Aquí estoy! ¡En Italia!  Hace justo una semana que estoy aquí.  
Nada más llegar fue una aventura, todo lo que uno puede imaginar que pase me pasó. El avión llega tarde,  el bus no lo encuentro y acabo perdiendo el tren hasta mi ciudad de referencia, Vicenza. Cuando decidí adentrarme en este proyecto jamás pensaba que empezaría así, pero debo de decir que tanto el GDR como la gente que me acogería estuvieron pendientes de mí hasta mi llegada finalmente a Valdagno, el pueblo en el que realizó mi voluntariado y en el que comparto piso con otra EVS de la República Checa. 









Muchas preguntas se me vinieron cuando llegué, ¿cómo sería la gente?...¿podría compartir piso con alguien de otro país y hablar en inglés continuamente?...¿Nos entenderíamos? 

Pues sí, es más, Marketa (mi compañera de piso) me ha ayudado como la que más a mi llegada aquí y mediante el inglés nos entendemos genial. 


Al día siguiente tocó presentación en la oficina de la asociación acogedora y fue fenomenal.  Todo el mundo atento, explicando en qué consistiría mi estancia aquí. Me dieron mucha información, de esas que agobian pero todo se comprende y todo fue sobre ruedas. 








Los primeros días siempre cuestan pero aquí todo el mundo ayuda y los niños son todos increíbles, en ambos colegios en las clases extraescolares, intentan explicarme todo para que yo entienda y ayudarme un poco con el italiano.  A la misma vez yo intento enseñarles un poco de español, ya que me gustaría dar clases si puedo.  






Aparte del trabajo aquí, estoy recibiendo clases de italiano e inglés,  tanto online como presencial.



Aunque no todo es trabajar y estudiar,  lo mejor es conocer a la gente de aquí,  ver que haces una fiesta en el piso de bienvenida y puedes conocer a un montón de gente,  gente muy diferente que te acoge de manera increíble y quiere saber más sobre ti y tu país. Fue una noche estupenda y puedo decir que mi primera tortilla española me salió mejor de lo que esperaba.  

En resumen,  creo que a pesar del frío y de la nieve que hay,  lo que hace aún más bonitas las vistas, mi primera semana ha superado las expectativas y poco a poco,  aunque al principio cuesta, me voy integrando disfrutando de esta nueva experiencia que se me brindó...

Next Stop: ¡¡Compras y visita turística a Vicenza este fin de semana!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada