jueves, 22 de junio de 2017

Experiencia en Rumania 

Do Sport, No Posts


Lider: Alberto Galindo Blanco
Sarai García González 
Juan Antonio Jiménez Marmolejo
José Alberto Albarral Bravo
Maria Isabel Ramos Jiménez
Andrea Hevilla Pérez
Lidia Fernández Martínez 

Del 16 de Agosto al 28 de Agosto, 2016 Rumania

Y aquí os dejamos la experiencia contada por cada uno de los participantes :) 

Mi rol en esta aventura ha sido un tanto diferente al habitual, para que lo entendáis deciros que era un proyecto inclusivo de intercambio en el que participaban personas Sordas y oyentes de 4 países diferentes (Rumanía, Eslovaquia, Croacia y como no España). En mi caso, me uní al grupo como Intérprete de Lengua de Signos, lo cual suponía una gran responsabilidad.
En cuanto a mi experiencia allí, he de decir que resultó ser una odisea. Nuestra aventura estuvo plaga de obstáculos e inconvenientes, en su mayoría causados por la falta de organización e interés de la asociación de acogida (nada que ver con lo bien tratados y atendidos que nos sentimos aquí por parte de GDR). Sin embargo y a pesar de que no hubiese más intérpretes de los diferentes países como se suponía o de que en ocasiones nos sintiésemos un poco incomprendidos por la organización rumana, he de decir que ha sido una de las mejores experiencias que he vivido.
Precisamente todos estas adversidades por las que pasamos, nos permitió unirnos mucho más como grupo y desarrollar nuestras habilidades y superarnos día a día para poder lidiar con los problemas que fueron surgiendo.
Si tuviese que quedarme con algún momento, destacaría por un lado el día de intercambio cultural, cuando enseñamos a bailar sevillanas a más de 30 personas entre los que había más de 12 sordos, fue genial y disfrutamos todos muchísimo.
En mi opinión lo mejor de este viaje fue nuestro equipo. Pude vivir una inclusión absoluta entre las personas Sordas y oyentes, como se relacionaban a la perfección a pesar de las barreras de comunicación. Ver como dos mundos se fusionan, como mis compañeras desde el minuto uno dejaron atrás los miedos y los posibles prejuicios y lograron integrarse dentro de la comunidad sorda y formar una piña... es algo que me emociona y digno de elogiar tanto por parte de mis compañeras como de los chicos y chicas sordas. Un ejemplo magnifico de convivencia y de cómo con interés y mentalidad abierta, las barreras se pueden superar.
Desde aquí animo a todo el que se le presente la oportunidad de participar en un experiencia como esta, que no lo dude, que se apunte y conozca mundo, personas, culturas y atesore experiencias y recuerdos maravilloso que guardará para siempre.




 Mi nombre es José Alberto y soy uno de los participantes de Erasmus + en Rumanía.
Durante mi experiencia en Rumanía, he podido conocer a mucha gente como a mis compañeros y compañeras españoles, con quienes he disfrutado muchísimo durante el Erasmus + y también he hecho amigos y amigas de otros países con quienes, hoy en día, sigo en contacto.
Sobre el Erasmus +, me temo que tengo la obligación de escribir en este artículo sobre mi experiencia con los responsables del Erasmus + (los anfitriones de Rumanía) que no ha sido buena por la falta de seriedad, de organización, de dinamismo, la ausencia de motivación y la calidad de las instalaciones donde dormimos, que tampoco eran óptimas, sobre todo, las comidas del hotel.
Durante la estancia en Rumanía, han surgido circunstancias que no esperábamos por parte de los responsables de la organización, pero intentábamos pensar en positivo y seguíamos adelante. En general, guardo un buen recuerdo de esta experiencia por la gente que he conocido, además gracias a ellos, he podido mejorar mi inglés y SSI (Sistema de Signos de Internacional) por la interacción con mis compañeros y compañeras durante el Erasmus +.
En el futuro, si me surge otra oportunidad para participar a Erasmus +, no lo pensaría dos veces, pero no me gustaría volver a participar en un proyecto que organicen los responsables de Erasmus + de Rumanía.



Pese a que, a priori, este proyecto no se adaptara demasiado a mis intereses decidí implicarme en él para conocer mundo y dar uso a mi "inglés". Digo "inglés" porque una vez allí, al escuchar a mis compañeros Eslovacos y Croatas hablarlo, te das cuenta lo que es saber hablar inglés y lo que no jajaja.
Tras un viaje muy largo y muchos días de madrugones me quedo con una experiencia maravillosa en la que he conocido a personas increíbles que me han hecho ver que pese a las dificultades físicas viven  la vida al máximo sin miedos ni inseguridades, que aunque ellos estén impedidos en la audición tienen algo que es mucho más fuerte y es las ganas de vivir, conocer y no conformarse con nada.
Recomiendo esta experiencia al 100% por el enriquecimiento cultural y vital que aporta siempre, aunque como en mi caso, no fuera lo que esperaba en algunos aspecto. Al margen de eso me quedo con lo bueno que he mencionado de esta experiencia única.Y Agradezco al GDR la oportunidad que nos da a los jóvenes de ver un trocito de mundo, con sus costumbres, sus paisajes, su gente...




Antes de partir a Rumania, ya se aceptaba la idea del viaje como un reto… 10 días, en otro país, con personas sordas y oyentes de países diferentes, sin tener ni idea de lengua de signos, sonaba muy interesante y sin duda lo fue.
De Rumania me llevo muchas experiencias positivas, aprendí gran cantidad de cosas, claramente fue un viaje único, lleno de momentos memorables y de personas increíbles. Jamás imagine que pudiera mantener una conversación con, por ejemplo, una eslovaca sorda. Aprendí que si quieres comunicarte con una persona, no importa que no sepa el mismo idioma que tú, o que no escuche, si quieres buscarás la forma de que os podáis entender y conocer.
Una de las cosas más graciosas que nos pasaba a nosotras, era que al estar tanto rato viendo o comunicándonos con los demás por lengua de signos, muchas veces al hablar entre nosotras lo utilizábamos también.
Fue un viaje lleno de buenas sensaciones, en el que el deporte fue protagonista, acercando y aumentando la relación entre nosotros.






Al principio de todo no sabía muy bien dónde me había metido porque nunca había tenido una experiencia relacionada con un intercambio. Cuando recibí la llamada no me lo esperaba y al final acepté sin saber qué experiencia tan increíble me esperaba por vivir. Después de eso, hicimos nuestra primera reunión para conocer tanto el proyecto como a las personas con las que iba a realizarlo. A pesar de que era un proyecto basado en la práctica deportiva, también estaba destinado para personas sordas por lo que todavía me llamaba más la atención, aunque un poco nerviosa al no conocer nada sobre ello.
Después de haber pasado un tiempo desde que llegamos de Rumania y haber analizado con más tranquilidad lo que vivimos allí, decir, que a pesar de los problemillas que pudiéramos tener, me quedo con el EQUIPO que formamos el grupo de España ya que sin ellos el viaje y el proyecto no hubiera sido lo mismo. Y por último, hablar de que estoy sorprendida por la manera en la que he podido ver cómo personas de diferentes países, hablando diferentes idiomas o incluso personas sordas de diferentes países, nos comunicábamos entre todos sin que existieran diferencias.
Sin duda alguna, una experiencia única para el recuerdo, la cual aconsejo aprovechar a toda persona que se le brinde la oportunidad, y aprender y disfrutar de cada momento y con cada una de las personas . 





miércoles, 7 de junio de 2017

EXPERIENCIA EN LUXEMBURGO

Urban Workout


Lider: Adrian Escudero Sanchez
Lidia Carvajal Lobato
Joana Romero Mancera
Juan José Jiménez Domínguez
Bárbara Álvarez Torres
Maria del carmen Lopez Albarracin
Juan Jesús García Alcaraz
Antonio Jesús Sánchez Trujillo

video
Del 12 de Septiembre al 20 de Septiembre, 2016 Luxemburgo








martes, 6 de junio de 2017

EXPERIENCIA EN ITALIA 

INTERCAMBIO JUVENIL:
 See the heart

Lider: Laura Aguilar Trujillo
Catalina López Rojas
Laura María Martín Hijano
Cristina Perea García 
Alicia Aguilar Trujillo 
Sergio García Morillas 
Ana Rodríguez Gómez
Lucía Rodríguez Solís

Del 2 de Septiembre al 10 de Septiembre, 2016 Cefalú (Italia) 


 Esta es nuestra experiencia en Sicilia. Todo comienza con un gran mensaje: See the heart. "Mira el corazón" en este caso nos referimos al corazón de unas personas muy desafortunadas: los refugiados. Ésta es la temática en la que se ha basado nuestro intercambio y el gran objetivo ha sido concienciarnos para no dar la espalda a este problema.

Hemos disfrutado, pero sobretodo hemos aprendido a través de actividades dinámicas, trabajos grupales y juegos. Esta es una bonita forma de aprender, no solo del proyecto, sino de cada una de las personas que lo forman, personas que nos aportan algo especial, nuevo y diferente, que nos ayudan a abrir nuestra mente.






Todo esto queda ambientado en un pequeño pueblo costero de Sicilia, una región que, como ya sabemos, no pasa desapercibida cuando hablamos de los destinos que se ven obligados a tomar los refugiados.



 Este pueblo, Cefalù, es encantador, la magia de sus playas nos ha regalado grandes recuerdos, su ambiente tan acogedor, estrechas calles y plazas con un aire artístico, sobretodo buena comida y mejor aun: la compañía.



Si hay algo que destacar de este proyecto es la gente a la que hemos tenido la oportunidad de conocer. Distintos países, diferentes culturas, costumbres o formas de ser, pero sin duda buenas personas que ahora dejamos atrás, pero que han dejado huella en nuestros corazones, ya que este lema "see the heart" nos lo hemos podido aplicar también a nosotros mismos.



Por otro lado nuestro grupo español ha sido inmejorable, hemos conectado y hemos sabido afrontar cada paso, apoyándonos unos a otros y aprendiendo de nuestros defectos y virtudes. Nos sentimos muy afortunadas y afortunados de haber formado parte de esta experiencia junt@s y animamos a otr@s jóvenes a que participen y disfruten de estos proyectos.






Por último agradecer al departamento de Juventud del Grupo de Desarrollo  Rural por su inmejorable labor, dedicando todo su tiempo para darnos una oportunidad única como es participar de ésta experiencia. Muchas gracias de corazón.
Volvemos al Valle del Guadalhorce con nuevos amigos, más valores, y muchos recuerdos.









viernes, 2 de junio de 2017

EXPERIENCIA EN FINLANDIA

Let's Partecipate 

Ángela María Benítez Castillo 
María Esperanza Martín Castillo

Del 8 de Agosto al 15 de Agosto, 2016. Lapua (Finlandia)

Todo comienza como las buenas historias, en el momento en el que menos te esperas que algo nuevo pase en tu vida.
Por el mes de mayo, entre montañas de apuntes sonó mi alarma de Facebook y vi que en la página de Juventud del Guadalhorce habían publicado un nuevo proyecto:
“Se buscan dos participantes mayores de 18 años para un Training Course en Lapua”,
por supuesto ni idea de donde estaba Lapua, pero segundos después gracias al maravilloso google conocí que esta pequeña localidad se situaba nada más y nada menos que en el país de Papá Noel ¡¡¡FINLANDIA!!!
No dudé ni un segundo en hablarme a mi amiga Ángela para contarle sobre el proyecto, ya que habíamos organizado el intercambio de The Beauty of White juntas y teníamos ganas las dos de que la próxima vez que tomáramos parte de un proyecto Erasmus + fuésemos nosotras las que viajásemos fuera.
No tuve que convencerla mucho la verdad...y nos inscribimos.


Realmente no esperábamos que nos seleccionasen a las dos ya que solo había dos plazas, pero sin embargo así fue, las dos éramos las elegidas para participar en Let’s Partycipate!
Los días fueron pasando, reservamos los vuelos, comenzamos los preparativos y ... llegó el día de antes. Como siempre los nervios y la incertidumbre de no saber con quién te encontrarás, como será el sitio etc se apoderan de ti y no podía pensar nada más que “Para que me meto yo siempre en estas cosas” (Tonta de mi).
Llegamos por fin a nuestro destino, y con un poco más de esfuerzo por entender los letreros finlandeses llegamos a la estación donde cogeríamos el tren para llegar a Lapua.


Al llegar, nos espera con un cartel una señora muy agradable llama Maritta que nos lleva en coche hasta lo que será nuestra casa durante 10 días y nos informa de que apenas han llegado participantes y de que nos reuniremos todos a la noche. Los nervios aumentan, ya queda menos ¿como nos llevaremos con nuestros compañeros? ¿Podremos estar 10 días hablando solo en inglés?
Por fin llega el esperando momento y nunca jamás podría haber imaginado que aquellas personas que un día eran desconocidos tras unos días se convertirían en amigos de los que costaría tanto despedirse. Los países participantes eran muy variados: Turquía, Reino Unido, República Checa, Portugal, Italia, Hungría y nosotras España.
Bueno ahora sí que comenzaba el training y la verdad a lo largo de esos días aprendimos muchísimo sobre los tipos de proyectos de erasmus +, the european citizenship,... e incluso tuvimos la oportunidad con diferentes actividades de promover la participación de los jóvenes del pueblo dando charlas en los colegios, haciendo encuestas por todo el pueblo... fue muy divertido, lo repetiría sin duda alguna.

Por supuesto, no solo aprendes de la temática del proyecto que realizas, lo mejor de los proyectos para mí es que te hacen tener una visión mucho más abierta sobre Europa, esa mezcla de países y de culturas durante unos días enriquece mucho más que una simple visita turística. Conoces las tradiciones, los valores, la música, la danza, la gastronomía, la forma de ver la vida, etc de multitud de lugares de nuestro continente sin ni siquiera salir de una habitación. Es reconfortante ver que jóvenes de toda Europa tienen las mismas inquietudes que tú y eso es lo que hace especial a este tipo de proyectos, es algo más que una simple sensación, es algo más que una simple sensación, es algo que nunca será un simple viaje, es Erasmus +.

Durante la semana además de numerosas actividades, también tuvimos la oportunidad de conocer la Finlandia de verdad, la Finlandia salvaje, con bosques con árboles inmensos, arándanos, grosellas, setas, animales, lagos...muchos lagos (más fríos que un témpano de hielo), y carteles de cuidado con los osos. Por supuesto, también visitamos la capital y aunque creíamos que estaríamos solas en la gran Helsinki, tuvimos la suerte de que nuestros compañeros habían pensado igual que nosotras y también pasarían una noche más en Finlandia para conocer esta preciosa ciudad.
Al finalizar estos días tocaba volver a la realidad, volver a casa con una nueva y maravillosa experiencia más en nuestra memoria.


Repetiría mil y una veces esa semana y ya estoy deseando poder volver a formar parte de otro proyecto. Quiero agradecer la oportunidad que me ha brindado el GDR para vivir esta experiencia, y animar a todo el que este leyendo este post a que aproveche este tipo de proyectos y participe, ya que hasta que no lo pruebas no sabes lo muchísimo que merece la pena. Una vez que el virus de Erasmus + te pica, no hay antídoto posible, y sé que al igual que yo estaréis mucho más felices contagiados. Fuera los miedos y las excusas de los “probemillas con el inglés”, ahora es nuestro momento de salir y explorar la cultura europea.


Recuerda que viajar es la única cosa en el mundo que se compra y te hace más rico.


                            EXPERIENCIA EN ESLOVAQUIA

Zoom On Interculturality

Ángel Francisco Pacheco Manzano
Marta Plaza Ruiz

Del 24 de Julio al 1 de Agosto, 2016. Senec (Eslovaquia)

¿Que describa esta experiencia con una única palabra? ¿Con una frase? Es lo que siempre nos suelen preguntar, pero sinceramente ¿es eso posible? Para mí nunca del todo. Esta experiencia ha sido una mezcla de sentimientos positivos que recuerdo y me erizan la piel aún.  EMOCIONANTE ¿por qué? Por el lugar, por la gente, por el idioma, por los nuevos amigos... 




Nuestros dos primeros días los pasamos en Bratislava, dos desconocidos, que solo se habían encontrado una vez previa al viaje, se aventuran a pasar más de una semana juntos, para trabajar, para apoyarse. Afortunadamente, nos entendimos de maravilla, de hecho, pasamos estos primeros días en la capital con unos amigos de mi compañero Ángel, que nos recibieron con todo su amor y nos acogieron para hacer nuestra la que es su ciudad. Nos ayudaron a descubrir cada recóndito rincón de aquel lugar.  



Y cuando tenía la mera sensación de que todo acababa, me doy cuenta de que nada más que había empezado. Senec nos esperaba con los brazos abiertos a media hora de la capital... ¡Y tan abiertos! Fue llegar y ya comenzamos a hablar con nuestros nuevos compañeros y a darnos un baño en el lago tan sorprendente que teníamos al lado. ¿Amigos? Me he traído más que eso, al igual que ellos también se han llevado algo más, una parte de nosotros se ha dividido en los países que hemos participado (Grecia, Polonia, España, Eslovaquia, Estonia, Letonia, Italia, Dinamarca, Francia, Bulgaria). 

Asimismo, la organización ha sido muy buena, teniendo en cuenta todo lo que debía y tratando de satisfacer todas nuestras necesidades. Las tres monitoras que han hecho posible las actividades, clases... han sido geniales y han sabido ser también participantes cuando debían. Todo no es perfecto, obviamente, pero debemos considerar todo el esfuerzo que se esconde tras cada una de estas actividades y que no todo es posible siempre.





En lo que respecta al tema, me APASIONÓ y apasiona la temática del training "Zoom on Interculturality". Creo que nos ha dado un "empujón" para ser más críticos con la realidad que nos ofrecen los medios, nos ha ayudado a recordar la diferencia entre estereotipos y prejuicios, de lo fácil que es introducirlos en los medios, y consecuentemente, en nuestra mente... 


Doy miles de gracias por haber podido vivir esta experiencia y solo espero, y deseo con todas mis fuerzas, que esta no sea la última. Recomiendo a todo el mundo que experimente esta vivencia aunque sea una sola vez en la vida. No solo crecemos en conocimientos, también como personas. No hay barreras si tú no las pones, solo deséalo, agárrate con fuerza y VÍVELO. 
ZOOM  ON INTERCULTURALITY.

EXPERIENCIA EN PORTUGAL

Climb For Inclusion

Lider: Alba Serrano Vargas
Maria Guadalupe Trujillo Rubio
Nazaret González Navarro
Cristina Guerrero Gil
García Ruiz Celia María
Ana María Plaza Ruiz

Del 24 de Julio al 1 de Agosto, 2016. Braga (Portugal)


Climb4inculsion, un proyecto basado en la superación y cargado de energía y positividad.
Con esta experiencia, nueva para casi todas nosotras, hemos podido conocer en qué consiste un intercambio juvenil de Erasmus +, gracias también al GDR que nos ha elegido y nos ha dado la oportunidad de participar.


No comenzamos con muy buen pie esta aventura gracias a TAP Portugal, nuestra compañía aérea, que de “Express” tiene más bien poco, aunque de ahí cogimos fuerzas para toda una semana cargada de emociones que nos esperaba.
Durante unos días hemos conocido más de cerca el proyecto de inclusión a través de la escalada llevado a cabo por Filipe Costa y todo su equipo, el cual nos ha llegado mucho.
Cada mañana tempranito comenzábamos con buenos “energizers” para despertarnos un poco y comenzar con fuerza el día, para continuar debatiendo, proponiendo y escuchando ideas acerca de la inclusión de personas con problemas físicos o psíquicos, que a día de hoy siguen suponiendo una “traba” para la sociedad en la que vivimos.


Partiendo de las herramientas dadas y gracias también a todos/as los participantes de los diferentes países invitados hemos ido construyendo nuestros propios conocimientos y unos cimientos fuertes que refuerzan la idea de inclusión que tenemos y que nos anima a seguir por ese camino.
Por otro lado, también nos hemos consolidado como grupo, riendo y llorando a momentos, dando de nosotras todo lo que hemos podido para vivir esta experiencia al cien por cien. Para casi todos hemos sido “las malagueñas”; palabras que pronunciaban los compañeros/as de cada país a su manera y con un acento diferente, pero siempre con alegría y simpatía.



Porque la inclusión es posible si tú haces que sea posible, luchemos por ello. Por más personas como Filipe y su equipazo. Gracias por todo lo que nos habéis aportado.
De las malagueñas: Alba Serrano, Ana Plaza, Celia García, Cristina Guerrero, María Trujillo y Nazaret González.